Premio al Impulso Cooperativo

PREMIO

AL IMPULSO COOPERATIVO

Cooperativas Agro-alimentarias Aragón es la entidad que agrupa y representa al sector cooperativo agroalimentario en Aragón. Una de nuestras misiones es la de visibilizar la importancia del cooperativismo y su papel en el sector agroalimentario aragonés, no solo por mantener el crecimiento económico, sino también por seguir fieles al compromiso con las zonas rurales donde se asientan las cooperativas. Por ello, el apoyo al impulso cooperativo es esencial, ya que las cooperativas son los principales núcleos productivos y de valor social en las áreas rurales.

Los Premios Heraldo del Campo son una herramienta de comunicación que permite poner en valor el esfuerzo y la calidad que hay en el día a día del sector agroalimentario aragonés.

José Víctor Nogués Barraguer, presidente
de Cooperativas Agro-alimentarias de Aragón

"Llevamos 39 años trabajando por la supervivencia del sector ovino"

El sector ovino ha vivido este año una situación muy complicada. Entre otras muchas cosas, tuvieron que hacer frente a la incertidumbre generada al inicio del confinamiento con el descenso del consumo general derivado del cierre de la hostelería y la no celebración de la Semana Santa. «Todo esto originó un exceso de oferta al que tuvimos que responder garantizando a nuestros socios ganaderos la recogida y el cobro del 100% de sus corderos al precio más óptimo. Al mismo tiempo, tuvimos que intensificar los esfuerzos de las diferentes secciones para asegurar el suministro de alimentación de las ovejas y corderos, así como ser capaces de cubrir, durante los primeros días, el desbordante incremento de la demanda de nuestros productos en carnicerías, supermercados e hipermercados nacionales», explica Ángel Tarancón, director general de Pastores Grupo Cooperativo.

Además, durante estos meses, han llevado a cabo numerosas labores de promoción de sus carnes y removieron cielo y tierra para traer a los esquiladores uruguayos, un hecho que «ha sido de gran importancia para las ventas, la sanidad y la productividad de sus explotaciones», explica.

Y este esfuerzo se ha visto recompensado con el premio Cooperativas Agro-alimentarias al Impulso Cooperativo, que ha recibido Oviaragón, la cooperativa matriz de Pastores Grupo, que ha jugado un papel esencial en la pandemia. «El galardón supone un espaldarazo a la labor que como grupo cooperativo realizamos desde hace 39 años para garantizar la supervivencia del ovino. Todo apoyo suma, sobre todo en un sector que vive en una permanente crisis, con poco relevo generacional y cada vez menos ovejas. Y más en este complicado año. Muchas gracias a Heraldo del Campo por este reconocimiento y por hacer visible cada semana la imprescindible labor de agricultores y ganaderos», indica Tarancón.

ACCÉSIT

COOPERATIVA NIÑO JESÚS (ANIÑÓN)

“Hemos conseguido invertir el flujo migracional y la gente vuelve al pueblo”

Anualmente, mediante pagos y liquidaciones, desembolsamos más de 2,5 millones de euros entre nuestros socios. Una cifra muy significativa en un pueblo tan pequeño como Aniñón, que apenas supera los 800 habitantes y en una comarca, la de Comunidad de Calatayud, donde la despoblación es un gran problema. Con este dinero ayudamos a vertebrar la zona y a sostener el territorio. Y lo más importante de todo, estamos consiguiendo invertir el flujo migracional y ahora la gente no se va del pueblo, sino que están volviendo algunos de los que se marcharon». Jesús Abad, gerente de la cooperativa Niño Jesús de Aniñón, muestra en esta declaración lo orgulloso que está del trabajo que se lleva desarrollando desde 2015 en estas instalaciones, que se fundaron en 1978 y que son un referente en la zona.

En la cooperativa trabajan para dar visibilidad al esfuerzo diario de más de 200 socios, que cuentan con unas 1.500 hectáreas de terreno, y que ven en esta entidad todo un referente que «trabaja por y para ellos» a través de diferentes proyectos. El último será la culminación de una nueva nave de más de 1.400 m2 que albergará la embotelladora y las nuevas y ampliadas zonas de recepción y frío para la fruta. Además, disponen de un centro de llegada y acopio de frutos secos que se ha puesto en marcha este año.

Para ellos este accésit supone «un gran reconocimiento al trabajo diario y un orgullo porque somos parte activa del tejido social y empresarial de zonas rurales como la nuestra», concluye Abad.

ACCÉSIT

CEREALES TERUEL

“Somos el eje vertebrador prioritario de nuestra zona de actuación”

Desde su fundación en el año 1989, Cereales Teruel se ha convertido en mucho más que una sociedad cooperativa dedicada a la comercialización de los productos agrícolas obtenidos por sus socios y la venta de los suministros necesarios para su producción. Son, en palabras de Araceli Sierra, subdirectora de Cereales Teruel, «el eje vertebrador prioritario de la zona, ya que hay pueblos en nuestro radio de actuación donde prácticamente la única industria que hay es el almacén de cereales».

Por este motivo, agradecen el accésit conseguido en la categoría Cooperativas Agro-alimentarias al Impulso Cooperativo porque «nos anima a seguir trabajando por y para nuestros socios», explica Sierra.

En la actualidad, Cereales Teruel cuenta con más de 2.500 socios procedentes de alrededor de 60 localidades turolenses de zonas muy diversas, entre las que destacan el valle del Jiloca, la Hoya de Teruel, Cuencas Mineras, Premaestrazgo y Campo Romanos.

Su volumen de producción es de alrededor de 180.000 toneladas de cereales de lo más diversos, entre los que destacan el trigo, la cebada, el centeno o la avena. «Además, llevamos a cabo labores de formación técnica para los agricultores con el fin de que apuesten por cultivos alternativos, como las leguminosas o los ecológicos», explica Araceli Sierra, quien recuerda que, en la actualidad, intentan que todo la producción se transforme en la provincia de Teruel, en una apuesta clara por la economía circular.